Alarmas sin luz eléctrica o electricidad

El funcionamiento de las alarmas sin electricidad, es un tema que ha generado curiosidad y  preocupación a miles de usuarios de sistemas de seguridad; a pesar de las conocidas propiedades de autonomía energética de algunos dispositivos.

sistemas de alarmas para fincas
La necesidad de instalar una alarma para fincas, está directamente relacionada a los aspectos distintivos de este tipo de inmuebles; provistas de amplios espacios para el esparcimiento o desarrollo de actividades productivas, requieren una protección ...
Leer Más
Ante situaciones de emergencias o fallos del suministro, es común que las personas se preocupen por su seguridad y la eficiencia de los medios electrónicos de alarmas que han instalado para proteger su casa o negocio.

En todo caso, los fabricantes y empresas de seguridad, garantizan el funcionamiento e interconexión de sus alarmas sin corriente eléctrica.

📌 ¿Cómo funciona una alarma sin electricidad?

Los componentes de los sistemas de alarmas, disponen de baterías que les permiten mantenerse funcionando durante cierta cantidad de tiempo. Tanto para sistemas cableados como inalámbricos; los dispositivos como sensores, cámaras y el panel de control;  deben contar con autonomía energética de respaldo.

Esto significa que, ante un corte en el suministro eléctrico, de forma inmediata se activa el sistema de soporte con las baterías de cada dispositivo; manteniendo en funcionamiento continuo el sistema de alarma, aún sin la presencia de electricidad.

La duración de las baterías dependerá de las características y calidad del sistema; generalmente, su carga puede oscilar entre 4 y 72 horas ininterrumpidas. En todo caso, si la falla en la corriente se prolongara por más tiempo, se emitirá una advertencia sobre el estatus de la reserva de energía, para realizar el cambio de baterías, si fuera posible.

Una vez restablecido el suministro eléctrico, el sistema vuelve a su funcionamiento y las baterías se recargan sirviéndose de la fuente de energía eléctrica habitual.

📌 Otros sistemas de alarmas sin electricidad

Aunque el sistema de baterías de respaldo resulta conveniente y práctico para la mayoría de las instalaciones de alarmas, existen edificaciones que; bien sea por su ubicación, habitabilidad, o condiciones específicas; no tienen acceso al suministro eléctrico regular.

En ese caso, aunque se cuente con un sistema de alarmas cuyos dispositivos cuenten con una batería, las mismas no podrán restaurar su carga por la imposibilidad de acceder a la corriente eléctrica.

Edificaciones como, cobertizos, depósitos, casas deshabitadas o abandonadas u otros espacios; entran dentro de estas consideraciones. La protección con sistemas de alarmas requerirá el uso de fuentes alternativas de energía como es el caso de la energía solar fotovoltaica.

En estos sistemas de alarmas, se emplean paneles solares como fuente de energía para alimentar los dispositivos y sensores; y en el caso de la comunicación para la emisión de alertas, emplean tecnología GSM/GPRS.

El sistema de comunicación que emplean, hace uso de redes inalámbricas, por lo cual se garantiza la emisión de la alerta y la notificación a los cuerpos de seguridad; siempre y cuando exista cobertura de telefonía móvil.

Estos sistemas de alarmas son independientes; y no requieren conexiones de electricidad, ni de telefonía para su funcionamiento. Su implementación en diferentes inmuebles, ofrecen protección para la detección de intrusos con fines delictivos o intentos de ocupación ilegal en casas o locales deshabitados.

📌 Características de las alarmas sin corriente eléctrica

Los sistemas de seguridad cuentan con características comunes entre sí; ya que los elementos necesarios para su funcionamiento no difieren según la forma de interconexión o el tipo de alimentación que requieren.

Sin embargo, es importante tener en cuenta, algunas características representativas de un sistema de alarmas que funcione sin conexión eléctrica; como por ejemplo:

  • Utilizan una batería recargable: como ya se ha explicado, este sistema de soporte es fundamental para garantizar el funcionamiento del sistema y de cada dispositivo cuando ocurre un corte en el suministro eléctrico. La duración de la misma dependerá de su capacidad y del tipo de dispositivo en el cual esté instalada.
  • Pueden utilizar conexión cableada o inalámbrica: aunque por lo general, los sistemas autónomos son inalámbricos, los requerimientos de seguridad constante hacen necesario la implementación de suministro alterno de energía en todos los dispositivos, incluyendo aquellos con conexión a través de cables.
  • Emplean medios de comunicación de telefonía móvil: las dificultades para establecer una conexión al tendido eléctrico, frecuentemente coincide con la carencia de líneas de comunicación telefónicas locales. En estos casos, las alarmas sin corriente eléctrica recurren a una comunicación a través de telefonía móvil con tecnología GSM o GPRS, según convenga.
  • Utilizan fuentes de energía alternas: bien sea con el uso de paneles solares, generadores de corriente hidroeléctrica u otros medios, es posible que sistemas de alarmas para grandes espacios requieran la conexión a fuentes de energía alternativas para garantizar su funcionamiento continuo.
  • Incorporan funciones adicionales ante la falta de iluminación: los cortes en el suministro eléctrico pueden generar que en el inmueble o la propiedad se quede en completa oscuridad o con iluminación insuficiente. En estos casos, se incorporan sistemas de visión nocturna o de infrarrojos y luces de emergencia para que la acción detectora no se vea disminuida ante la falta de luz.

📌 Consideraciones finales

Cuando se instalan sistemas de alarmas el objetivo principal es la protección y monitoritorización de un determinado lugar para mantener el resguardo de las personas, inmuebles y objetos. Es común que ante situaciones, como fallas del suministro eléctrico, surjan ciertas dudas y temores en cuanto a la efectividad de los sistemas de alarma sin corriente eléctrica.

Las empresas fabricantes de alarma, buscan garantizar la efectividad de sus sistemas bajo diversas circunstancias, razón por la cual incorporan mecanismos de respaldo y soporte para la durabilidad y operatividad de los mismos en condiciones extremas.

Al escoger un sistema de alarmas que estará sometido a fallas de suministro eléctrico, será importante conocer con anticipación sus características y limitaciones funcionales en cuanto a duración de la batería, a fin de diseñar protocolos de seguridad adecuados.

En espacios, en los cuales su ubicación, actividad o características estructurales; la conexión a la corriente eléctrica sea un problema; lo más acertado es optar por la instalación de un sistema de alarmas sin corriente eléctrica.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar