Cámaras de seguridad en hoteles

Aunque es importante el uso de vídeo vigilancia en hoteles, se deben considerar varios aspectos como la protección de la privacidad, la percepción de seguridad que ofrece, así como las implicaciones técnicas y legales para la instalación de cámaras de seguridad en hoteles.

Las empresas de alojamiento se caracterizan por tener diversidad de áreas comunes; en las cuales los huéspedes, visitantes e incluso los empleados, pueden realizar actividades durante un tiempo determinado.

La seguridad en estos negocios busca no sólo la protección de personas y objetos; sino también la monitorización continua de las actividades, a fin de verificar su correcta ejecución y la determinación de responsabilidades ante la ocurrencia de incidentes.

¿Cómo funcionan las cámaras de seguridad en hoteles?

Como todo sistema de video-vigilancia, las cámaras de seguridad en hoteles buscan monitorear eficientemente las áreas comunes de las instalaciones y en ocasiones las áreas externas, con el propósito de registrar las actividades y el tránsito de personas y vehículos.

Estos sistemas permiten al equipo de seguridad monitorear varios espacios de forma simultánea, atender eficientemente cualquier incidente o recabar la información necesaria para el esclarecimiento de siniestros.

cámaras de seguridad en hoteles
Las cámaras de seguridad en hoteles constituyen una solución rentable, discreta y efectiva en las labores de monitorización y vigilancia

A nivel operativo, las cámaras permiten controlar las actividades del personal y los huéspedes, pudiendo detectar fallos en los procesos de atención al cliente, intentos de agresión y la correcta ejecución de labores de cobro.

Las cámaras en hoteles, tienen entre sus principales características la capacidad de inhibir las intenciones de hurto o robo. Aunque su presencia no impide la ocurrencia de incidentes o delitos, pueden generar un efecto disuasorio.

Tipos de dispositivos

Dependiendo de las necesidades de seguridad del hotel, es posible encontrar algunos de los siguientes tipos de cámaras:

Cámaras infrarrojas

Ideales para la monitorización de exteriores y de espacios cerrados. Permiten el registro de vídeo durante la noche o en sitios cerrados y con poca iluminación.

De igual forma pueden emplearse en interiores para garantizar la monitorización en áreas de riesgo incluso si ocurrieran fallas del suministro eléctrico.

Cámaras inalámbricas

Generalmente de conexión vía Wi-Fi y con acceso a través de su dirección IP, estas cámaras inalámbricas se emplean para la protección de sitios remotos y en los cuales no es factible la conexión mediante cables.

De fácil instalación y configuración, su tamaño compacto las hace funcionalmente discretas y efectivas. El acceso a sus registros a través de la web ofrece flexibilidad al equipo de seguridad y soporte técnico.

Cámaras estándar

Son las cámaras más utilizadas en los sistemas de CCTV, se instalan a través de cables de alimentación eléctrica y de conexión a los monitores y registro de los videos (DVR).

Se emplean en instalaciones permanentes de seguridad, por ejemplo; en pasillos, áreas administrativas, depósitos de materiales y lencería. No están ocultas ya que su presencia está justificada por el tránsito de personas o tipo de actividad.

Cámaras ocultas

Se emplean en dispositivos u objetos del mobiliario; tienen como propósito la monitorización con sigilo. En los hoteles, suelen estar destinadas a la vigilancia de cajas de seguridad, tiendas internas u otros espacios.

El empleo de estas cámaras ocultas en hoteles y en cualquier otro espacio público, genera controversias por las implicaciones de privacidad que obligan a notificar a las personas el uso de cámaras vigilancia.

¿Dónde deben ubicarse?

La seguridad en las empresas de alojamiento tendrá como propósito fundamental el resguardo de clientes, visitantes y empleados; por lo tanto, la monitorización debe cubrir áreas importantes como:

  • Entradas, salidas, estacionamiento y exteriores
  • Pasillos públicos y pasillos de servicio
  • Ascensores y escaleras
  • Vestíbulo y recepción
  • Áreas administrativas
  • Piscinas y áreas recreativas
  • Depósitos y almacenes
  • Cajas de seguridad y áreas de resguardo de valores

Consideraciones relativas a la privacidad

En todos los sitios de acceso público que implemente cámaras de seguridad, se debe tomar en consideración la normativa legal que requiere la preservación de la privacidad de las personas, su imagen y su reputación.

Debe incorporarse las notificaciones escritas y visuales sobre el uso de cámaras de seguridad en determinados espacios; y garantizar en todo momento la privacidad evitando los espacios íntimos de las habitaciones, baños públicos y privados, probadores y otros.

El protocolo de seguridad en cuanto al acceso a los vídeos de las cámaras de seguridad en hoteles, debe estar reglamentado bajo las disposiciones legales ante la ocurrencia de hechos delictivos o incidentes que hayan quedado registrados en las cámaras de vigilancia.

En cuanto a la privacidad de la imagen, el hotel debe garantizar por ley; que las imágenes o vídeos de personas podrán ser expuestas sin su consentimiento, a menos que existan procedimientos legales sobre un delito de robo, agresión o estafa en el que esté involucrado.

Conclusiones

Los lugares de descanso y esparcimiento como los hoteles, sin duda requieren la implementación de sistemas de seguridad cónsonos a los espacios y que no interfieran de ningún modo con las actividades o comodidades ofrecidas a los clientes.

Las cámaras de seguridad constituyen una solución rentable, discreta y efectiva en las labores de monitorización y vigilancia; ya que requieren de una mínima intervención de operadores para cumplir con el propósito de seguridad.

Además, es obligatorio que se conozcan las políticas de acceso y divulgación de los vídeos de vigilancia; para brindar la información adecuada a huéspedes o terceros y no incurrir en posibles infracciones a la ley de privacidad. La efectividad y eficiencia de la vigilancia con cámaras de seguridad, estará estrechamente ligada a la eficiencia de los protocolos de seguridad ante la presencia de incidentes o hechos delictivos.

La presencia de estos sistemas de seguridad, repercutirán positivamente en la reputación del hotel, así como en la percepción de seguridad de los huéspedes, empleados y visitantes.

Se debe garantizar en todo momento, la notificación a través de carteles y gráficos visibles, a todas las personas de la presencia de sistemas de vídeo-vigilancia, como lineamiento legal en los procesos de instalación y uso de cámaras de seguridad en hoteles.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar