¿Cómo evitar robos en tiendas?

El robo en tiendas de todo tipo es, lamentablemente, una actividad que se da con mayor frecuencia de la deseada; sobre todo considerando las pérdidas económicas que representa para los comerciantes emprendedores y que pudieran significar incluso el cierre de un negocio.

Sin importar el mercado de productos que comercializan, las tiendas en general son víctimas frecuentes de personas y organizaciones dedicadas a esta actividad delictiva y que repercuten negativamente en la seguridad de toda una localidad.

Muchas son las estrategias y los sistemas que pueden emplear las tiendas para evitar o disminuir sensiblemente la incidencia de estos delitos, algunas de las cuales incluyen la implementación de mecanismos de seguridad antihurto y métodos de vigilancia que debe poner en práctica para proteger su inversión comercial.

Diferencias entre robo y hurto

Aunque ambas actividades afectan de igual modo y el resultado final de ambas es la pérdida de mercancía, dinero u objetos de valor; entre ellas hay sutiles diferencias que inciden en la forma de combatirlas o al menos disminuir la frecuencia con la que ocurren.

Cuando nos referimos al robo, se da por sentado que el perpetrador del delito hace uso de medios intimidatorios como armas, violencia o amenazas sobre su víctima con la intención de apropiarse de dinero, mercancía u objetos que no le pertenecen.

Por otro lado en el caso del hurto, existe la posibilidad de que la víctima ni siquiera se percate del hecho hasta que este ha concluido; ya que el perpetrador del delito procura el sigilo y discreción para no alertar sobre sus intenciones.

En el caso de tiendas, el robo y hurto se combaten con elementos y sistemas similares; sin embargo es importante considerar medidas adicionales para evitar que las situaciones de violencia que pudieran generarse durante un robo desencadenen eventos desafortunados para la integridad física de empleados, clientes o transeúntes.

Es de suma importante para los comerciantes mantener a salvo no sólo su mercancía, sino a todas las personas que forman parte del personal y a los clientes dentro de su tienda; por tanto es necesario prestar atención a algunos consejos de interés que pueden ayudarle a evitar el robo y hurto en tiendas.

Consejos para evitar el robo en las tiendas

Mantén ordenada la tienda

Sin importar el espacio con el que cuentes, es indispensable mantener toda la mercancía cuidadosamente ordenada; bien sea según el departamento (lencería, víveres, productos de limpieza,…) si cada producto está en su lugar es más fácil percatarse cuando un producto está erróneamente ubicado, lo que generalmente es un indicio de un posible hurto.

Presta constante atención al cliente

Además de permitirte atender de inmediato cualquier requerimiento del cliente, hacerle saber que hemos notado su presencia y estamos prestos a ayudarle genera, sin dudas, un efecto disuasorio sobre las intenciones de hurto y robo que pudiera tener.

En este punto es además importante, ser extremadamente discretos y hacerle saber que como empleados sólo cumplimos con el deber de atenderle, para no generar disgustos o malos entendidos.

Cuida la ubicación de los elementos más importantes del negocio

La forma y lugar en la cual se encuentran ubicados los productos, carteles de promociones y los puntos de venta para procesar los pagos de los clientes; son de vital importancia para la prevención de robos y hurtos.

Las cajas deben estar, por regla general, lo más cerca posible de las salidas; para evitar el acceso a otros productos una vez emitido el pago por la compra. Se debe evitar carteles y estantes que obstaculicen la visión y generen puntos ciegos para el personal de la tienda.

También es importante ubicar los artículos con mayor riesgo de hurto; bien sea por su tamaño, precio o preferencia; cerca de los puntos de venta o puestos de vigilancia para tener un mejor control sobre estos.

Y otro aspecto a tener en cuenta para evitar robos y hurtos es contar con suficiente iluminación en todos los espacios de la tienda; incluyendo depósitos, almacenes, salidas de emergencia y estacionamientos; y refuerce la iluminación con espejos angulares que ayuden a vigilar sitios de difícil acceso y evitar situaciones propicias para ocultar mercancía u objetos.

Entrena a tu personal para detectar actitudes sospechosas

Si bien, es complicado juzgar a priori a cada cliente, por lo general y en términos de seguridad se utiliza frecuentemente el estudio de perfiles de comportamiento para detectar personas con comportamiento sospechoso.

Además, es importante capacitar a todo el personal en relación a las técnicas para detectar las estrategias de robo y hurto más comunes, la manera más segura de disuadir al posible delincuente o en su defecto los protocolos de seguridad ante un incidente de hurto o robo en proceso.

Evita dejar demasiado dinero en efectivo dentro de la tienda

Si bien, hoy día existe preferencia por los pagos electrónicos, el efectivo siempre está presente en todo comercio. Establece planes o límites para la recolección del efectivo acumulado en los puntos de venta; de ese modo en se minimizarían las pérdidas en caso de robo.

Para el resguardo temporal del mismo, es ampliamente recomendado el uso de cajas de seguridad; o si las condiciones lo permiten, realizar depósitos inmediatos una vez recolectado el dinero en caja.

Instala sistemas de seguridad antihurto

La instalación de sistemas antihurto para tiendas tiendas, es una práctica inteligente y efectiva para minimizar la incidencia de estos delitos. Arcos de seguridad, etiquetas antihurto, alarmas, cámaras de seguridad y otros sistemas generan ventajas importantes en la lucha contra estos delitos.

Es importante además, que los clientes y el personal estén al tanto y noten de inmediato la presencia de los sistemas de seguridad, ya que este conocimiento genera un efecto disuasorio sobre las intenciones de hurto y robo de algunas personas.

La elección de los dispositivos adecuados y la correcta ubicación de los componentes de los sistemas de seguridad, les permitirán complementar la acción de vigilancia permanente de las personas y alertar a través de sistemas de alarma sobre la ocurrencia de algún delito.

Recomendaciones finales

Aunque el objetivo principal es evitar que se cometa el delito de robo o hurto de mercancía o dinero en las tiendas; es importante tener en cuenta las medidas necesarias para que no se generen situaciones violentas que pongan en peligro a las personas.

El conocimiento que pueda tener el personal de la tienda en relación a medidas de seguridad, detección de actividades sospechosas, funcionamiento de los sistemas de etiquetado y del protocolo de seguridad integral de la tienda, será la garantía de éxito en la difícil tarea de evitar el robo y hurto en tiendas.

La seguridad y los controles deben ser aplicables tanto a clientes como al personal de la tienda, ya que se considera dentro de las estadísticas que un importante número de delitos de hurto perpetrados internamente por el personal de las tiendas.

La implementación de sistemas de seguridad antihurto deben estar soportados por la asesoría de expertos en el área, los cuales ofrecerán soluciones acorde al modelo de negocio y otros aspectos, para garantizar soluciones efectivas, rentables y de la calidad para cada tienda de modo particular.

Del mismo modo, el personal debe estar ampliamente capacitado para utilizar correctamente todos los componentes del sistema, de este modo se evita fallas operativas que puedan afectar la efectividad de los planes de protección antirrobo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar