Consejos para la seguridad eléctrica en el hogar

El uso de la electricidad como fuente de energía de amplio uso en la actualidad, trae consigo una serie de normas de obligatoria implementación, a fin de evitar accidentes y daños a las edificaciones, equipos y personas a causa de descargas eléctricas.

La seguridad eléctrica en el hogar busca evitar las consecuencias de una descarga que pueden ir desde un “calambre” hasta quemaduras graves y la muerte; y a nivel de infraestructura podrían significar el daño de las conexiones eléctricas, equipos e incendios.

Tomando en cuenta las graves consecuencias de un mal uso de la electricidad, es importante considerar algunos consejos útiles para evitar accidentes y garantizar en todo momento la seguridad eléctrica en el hogar, integrados dentro de los sistemas de seguridad para edificios como en el caso del alumbrado de emergencia.

¿Qué es la seguridad eléctrica?

La seguridad eléctrica en el hogar comprende las normas y sugerencias que nos permitirán utilizar eficientemente la energía, manteniendo la integridad de las personas. Los equipos y los espacios.

consejos para la seguridad eléctrica en el hogar
Teniendo en cuenta estos sencillos consejos lograremos minimizar cualquier riesgo eléctrico en nuestro hogar, evitando accidentes que puedan afectar tanto a personas como a los diferentes componentes eléctricos.

Las normas de seguridad eléctrica, incluyen desde la categorización de los utensilios, vestimenta, componentes y herramientas necesarias y certificadas; hasta los procedimientos estándar para la revisión y reparación de desperfectos en el suministro eléctrico residencial.

8 Consejos para garantizar la seguridad eléctrica

Las recomendaciones fundamentales para mantener seguro nuestro hogar, y evitar cualquier incidente relacionado a fallas en el sistema eléctrico incluyen:

1.- Recurre a un experto en el área

Aunque las intenciones sean las más nobles, es importante garantizar que cualquier reparación o sustitución de componentes eléctricos sea llevada a cabo por una persona realmente capacitada en el área.

Por supuesto, existe la posibilidad de que una persona pueda solucionar cualquier problema en sus instalaciones eléctrica; siempre y tenga el conocimiento, la habilidad y las herramientas necesarias para hacerlo. En caso de dudas, lo más prudente es recurrir al servicio técnico.

2.- Utiliza la indumentaria y las herramientas adecuadas

Si se encarga personalmente de la revisión del sistema eléctrico de su hogar, será importante que utilice la ropa y el calzado aislante adecuado; cuidando que bajo ninguna circunstancia se encuentren mojados o húmedos.

Debe además contar con elementos de protección personal como gafas, cascos, botas, guantes y herramientas con protección aislante y en buen estado para evitar accidentes al utilizarlas. Evite también el uso de prendas metálicas como anillos, brazaletes o pulseras.

3.- Antes de empezar corta el suministro eléctrico

Dependiendo del trabajo a realizar, siempre será necesario verificar que el aparato o la conexión a revisar no tengan suministro de corriente eléctrica. En algunos casos bastará con desenchufar el aparato del enchufe.

En casos más complicados se requerirá cortar el suministro de energía desde la toma principal. Y cuando no tengamos la certeza de si hay o no energía eléctrica, debemos utilizar un probador de fase o multímetro.

4.- Utiliza los equipos eléctricos con precaución

Verifica que la tensión eléctrica de tu hogar sea la adecuada para el equipo. Que puedas ubicarlos adecuadamente cerca de la toma eléctrica y con el espacio suficiente para que puedan ventilarse y evitar un sobrecalentamiento.

Comprueba las conexiones de tierra y procura mantenerlas intactas y conectadas, aún cuando utilice extensiones o sustituya el enchufe. Al desconectar los equipos, nunca tire del cable para evitar rupturas del mismo e intente mantenerlo sin peladuras ni roturas.

5.- Mantén los equipos eléctricos alejados de los niños

Evita que los niños manipulen sin supervisión cualquier equipo que esté conectado a la red eléctrica; prestando especial atención a mantenerlos alejados de enchufes y equipos que emitan calor como planchas y hornos.

Para la protección de niños más pequeños, es importante cubrir los orificios de los enchufes con protectores para evitar que introduzcan objetos o los dedos dentro de ellos.

6.- Mantén en buen estado la instalación eléctrica de tu hogar

Verifica que el cuadro o tablero de control funcione correctamente, sin sobrecalentamientos y se encuentre ubicado en un sitio accesible. Programa revisiones periódicas del tablero de control y recurre a los servicios de un técnico en caso de anomalías.

Procura no abusar del uso de extensiones para evitar daños por sobrecalentamiento y mantener un equilibrio de cargas con el uso de circuitos separados para equipos de alto consumo.

En el caso de cableado externo, intente mantener el recorrido del cable alejado de fuentes de emisión de calor que puedan comprometer su integridad.

El acceso al tablero principal de suministro eléctrico debes estar suficientemente identificado y accesible para que cualquier persona adulta dentro de la vivienda pueda, en caso de emergencia, suspender el paso de energía eléctrica.

7.- No manipule las líneas eléctricas de la infraestructura externa

Bajo ningún motivo debe subir, manipular o alterar las conexiones provenientes de las líneas eléctricas externas. Torres, postes y cables deben estar alejados de objetos extraños que puedan alterar su correcto funcionamiento.

En el caso de conexiones o cables caídos o expuestos, evite tocarlos o manipularlos y reporte el incidente a las autoridades correspondientes para la solución de la eventualidad.

8.- Mantén equipos y conexiones eléctricas alejadas del agua

Nunca manipule equipos con las manos o cualquier otra parte del cuerpo humedecida. Del mismo modo, los equipos y conexiones deben permanecer totalmente secos y alejados de cualquier fuente de humedad.

Tenga cuidado durante las labores de riego para evitar el rociado de bombillas, tomas de corriente o equipos en funcionamiento. Las conexiones necesarias en cocinas y baños deben estar provistas de la conexión a tierra y ubicadas lejos de las llaves de agua.

Conclusiones

La protección de nuestro hogar debe ir más allá de la instalación de cerraduras y alarmas; la seguridad preventiva en muchas ocasiones puede evitar daños severos a las personas, a los equipos y a las edificaciones.

El sentido común como norma principal de resguardo de la integridad debe prevalecer en todo momento; por lo tanto, nunca deben tomarse a la ligera las medidas de seguridad a la hora de revisar, manipular o atender algún incidente eléctrico.

Muchas de las fallas y averías de los sistemas eléctricos en el hogar, son el resultado de malas instalaciones o del uso de herramientas y componentes inadecuados en la instalación o reparación del sistema eléctrico.

En todo caso, siempre será recomendable recurrir a la orientación y servicio profesional de un técnico cualificado para la revisión y solución de cualquier inconveniente que pudiera presentarse.

Sin embargo, a modo preventivo y en muchos casos como respuesta a situaciones complicadas, es importante conocer algunas técnicas y consejos para la seguridad eléctrica en el hogar.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar