Diferencias entre puerta blindada y puerta acorazada

La percepción de seguridad que tenemos al llegar a casa, es un tema ampliamente estudiado y fuertemente relacionado con todos los aspectos involucrados con las medidas de seguridad para la protección del hogar.

Por supuesto, la seguridad es una necesidad para todos los espacios en los que permanecemos o nos desenvolvemos cotidianamente. Por tanto, además de hacer uso de alarmas para casa, la forma en la cual nos protegemos involucra a las puertas como elemento principal para el control de acceso.

Una puerta nos permite delimitar el acceso a determinado lugar, impidiendo la entrada o salida, y generando un lugar para el resguardo de objetos y/o personas. La resistencia, durabilidad y correcto funcionamiento de su mecanismo de apertura y cierre; son los elementos a considerar para determinar cuán segura puede llegar a ser.

La implementación de mecanismos de seguridad a través de puertas es una práctica antigua y bastante común, pero que se ha ido adecuando a las nuevas exigencias relacionadas con los materiales, tecnologías de acceso, tipos de viviendas, diseños y más.

Cuando hablamos de puertas de seguridad, innumerables términos se hacen presentes de inmediato; entre algunos de éstos términos se encuentran las famosas puertas blindadas y las puertas acorazadas. Pero realmente ¿qué son?, ¿existen diferencias entre ellas? Y ¿cuál es más segura?

¿Qué es una puerta blindada?

El término blindaje hace referencia a una protección adicional incorporada a un objeto para reforzar o darle características de mayor resistencia o seguridad. Cuando hablamos de una puerta blindada, nos referimos también a aquella puerta que ha sido reforzada con ciertos materiales para hacerla más segura.

La puerta blindada puede incorporar elementos o planchas de aleaciones metálicas en su interior o en algunas zonas consideradas como las más propensas a recibir daños o intentos de apertura no autorizados que pudieran comprometer su integridad estructural.

En términos generales, se trata de una puerta de madera con refuerzos metálicos y protección anti-palanca en sus bisagras para el resguardo de espacios residenciales, comerciales o de oficina.

¿Qué es una puerta acorazada?

Decimos que una puerta está acorazada cuando consta de una coraza, por lo general de acero, que reviste por completo su estructura y maximiza su resistencia, durabilidad y protección contra impactos o intentos de daño.

Es una característica común que tanto la puerta  como el marco estén construidos de acero o cualquier otra aleación de alta resistencia, y que además otros elementos como pernos, bisagras y cilindros se encuentren incorporados dentro de la coraza de la puerta; dificultando cualquier intento de vulnerar su seguridad.

¿Cómo diferenciar una puerta blindada de una acorazada?

Aunque las empresas dedicadas a la fabricación de puertas presentan una amplia variedad de modelos, materiales y tecnologías; independientemente del tipo de puerta, es posible que algunas características no sean constantes y exclusivas para un determinado tipo de puerta.

En relación a los materiales, estructura y diseño; encontramos algunos elementos diferenciadores que nos permiten establecer parámetros de comparación entre una puerta blindada y una puerta acorazada.

Hoja de la puerta

La hoja es la parte principal de la puerta; lo que le da su estructura y permite definirla como tal de acuerdo a su composición, grosor, peso y diseño.

puerta acorazada con hoja de acero
La hoja de las puertas acorazadas a diferencia de las puertas blindadas es de acero o aleaciones reforzadas

Como primera diferencia podemos mencionar que en las puertas blindadas la hoja de la puerta puede ser de madera o cualquier otro material, el cual es reforzado en su interior con láminas parciales de metal. Mientras que en puertas acorazadas encontramos que las hojas de la puerta son totalmente de acero o aleaciones metálicas, que pueden ser decoradas con finas chapas de madera para darle otro tipo de acabado.

Marco de la puerta

El marco o cerco es la estructura que permite sostener y fijar la puerta del vano en el cual estará la puerta. Esta estructura puede ser simple o incorporar decoraciones según el diseño general de la puerta o el espacio.

Como referencia distintiva para las puertas blindadas, el marco comúnmente es de madera; a diferencia de las puertas acorazadas en las cuales el marco es de acero como complemento de la seguridad que brinda la estructura de la puerta.

Cerraduras y cilindros

La cerradura es un aspecto de vital importancia en la configuración de seguridad de cualquier puerta; ya que de la calidad de la misma dependerá la calidad de toda la puerta. Los cilindros por su parte deben resguardar y sostener cualquier tipo de intento de extracción y a través de su tecnología impedir la copia no autorizada de llaves.

Para las puertas blindadas, según la estructura general de la misma, es muy probable encontrar cerraduras de media o baja calidad, las cuales no ofrece garantías de protección anti-bumping ya que se basan en sistemas compuestos de varios pasadores pero con un solo sistema de apertura; por lo cual es posible vulnerarlas fácilmente.

cerradura y cilindro o bombillo
Aunque existe una importante diversidad en cuanto a los sistemas de seguridad empleados, por lo general las cerraduras de las puertas blindadas ofrecen una protección muy inferior a la ofrecida por las puertas acorazadas.

En las puertas acorazadas se emplean cerraduras de forma empotrada dentro de la propia hoja con escudos abocardados para evitar la manipulación no autorizada de la cerradura; y los cilindros de acceso con pasadores independientes que hacen imposible aplicar técnicas de golpeo para su apertura forzado. Por otro lado, las llaves de seguridad anticopia son prácticamente la regla en cuanto a puertas acorazadas a diferencia de las puertas blindadas.

Bisagras

Estos elementos permiten abrir y cerrar la puerta y además mantenerla unida al marco para garantizar la integridad de la entrada que protegen. Dependiendo del diseño pueden incorporarse dos o más juegos de bisagras a cada hoja de puerta y representan en todo caso un elemento funcional más que decorativo.

Las bisagras para las puertas blindadas comúnmente están atornilladas, tanto a la puerta como al arco, y ante alguna maniobra de apalancamiento pudieran soltarse los tornillos y dejar la puerta sujeta únicamente por el pasador, lo que significaría que se requerirá el mínimo esfuerzo para vulnerar el acceso a través de ella.

En puertas acorazadas, las bisagras pueden ir; empotradas al marco y/o a la puerta o fijadas a través de puntos de soldadura, garantizando de este modo que no puedan ser forzadas por palancas u otros objetos a dejar su lugar y comprometer la estructura y seguridad de la puerta.

Consideraciones finales

La elección de la puerta adecuada no es sólo un tema de economía y funcionalidad, sino principalmente de seguridad. Los elementos distintivos de una puerta de seguridad, bien sea blindada o acorazada, deben cumplir con ciertos parámetros y condiciones que garanticen la protección que ofrecen.

Evidentemente, en materia de seguridad, las  puertas acorazadas ofrecen muchas ventajas sobre las puertas blindadas; sin embargo los costos asociados a esta elección van a la par de los niveles de calidad y protección que éstas ofrecen.

También es importante considerar las líneas de diseño disponibles para blindadas y acorazadas, pues la diversidad de diseños y formas aplicables a los materiales y otras características como el peso y el grosor de la puerta y la edificación en la que se instalará la misma jugarán un rol importante en la selección de la puerta adecuada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar