Protección perimetral electrónica

En términos de seguridad y protección hay una gran variedad de sistemas adaptados tanto a las necesidades, los riesgos y el espacio a proteger. Muchas son las líneas de defensa que en pro de la seguridad podemos incorporar en hogares, oficinas y comercios; como pudieran ser las cerraduras, alarmas para negocios o los sistemas de protección perimetral electrónica.

¿En qué consiste la protección perimetral electrónica?

La protección perimetral por sí misma, involucra la vigilancia y protección de las zonas periféricas o exteriores de un área específica; con el propósito de evitar el accesos o salidas no autorizadas de personas, vehículos e incluso animales; así como disminuir intentos e incidentes de hurto y robo.

Estos sistemas, como parte de planes y sistemas integrales de seguridad, utilizan varios mecanismos para disuadir, impedir, retardar y alertar intentos de intrusión dentro del área que protegen. Los mecanismos utilizados pueden ser barreras físicas o dispositivos de detección y alarmado electrónico.

componentes de un sistema de protección perimetral eletrónica
Mediante el empleo de medios físicos o electrónicos, los sistemas de protección perimetral electrónica buscan disuadir, impedir, retardar y alertar intentos de intrusión dentro del área que protegen.

La protección perimetral electrónica permite monitorear, detectar y alertar de forma permanente por medio de dispositivos como: sensores, cámaras de vigilancia, cercos electrónicos y otros.

Ofrecen las ventajas de la permanencia, el acceso remoto y la resistencia a condiciones climáticas extremas; lo que la hace ideal en aquellas locaciones en las que es poco factible apostar personal de guardia debido a condiciones geográficas o a cualquier tipo de riesgo.

Objetivos

Además de su objetivo principal de proteger una determinada zona o edificación, la protección perimetral cumple con otros objetivos como:

  • Delimitar áreas o propiedades: ya que generalmente se implementan por medio de cercos o barreras; estos sistemas permiten delimitar con exactitud el área correspondiente a la propiedad, edificación o terreno sobre el cual actúan.
  • Generar efecto disuasorio: la incorporación de avisos y notificaciones de su presencia pueden crear disuasión sobre las intenciones de traspaso de la zona perimetral que protegen.
  • Facilitar el control de entrada y salida: debido a su característica de delimitación, es ideal para establecer puntos de control de acceso en horarios laborales.
  • Ampliar el tiempo de respuesta de otros sistemas: gracias a su capacidad de restricción de acceso y la incorporación de alarmas, permite ampliar el margen de tiempo de respuesta de los otros elementos de seguridad.

Dispositivos electrónicos

Aunque en la práctica, los sistemas de protección perimetral están conformados por un conjunto de soluciones de seguridad como cercos eléctricos, cámaras de vigilancia, detectores de movimiento y otros.

La protección electrónica se basa generalmente en el uso de sensores y otros dispositivos, los cuales pueden estar visibles o estar totalmente ocultos, para de ese modo potenciar su efectividad de detección. Entre los tipos de sensores podemos mencionar:

  • Sensores de cercos: instalados en los cercos metálicos o paredes, emiten una alarma al detectar, a través de cables microfónicos, la vibración asociada a intentos de escalada o corte de la cerca.
  • Sensores volumétricos: son ampliamente efectivos y discretos, generan un campo de detección de movimiento que permite localizar la presencia de intrusos.
  • Sensores de detección de movimiento: a diferencia de los sensores volumétricos, estos se apoyan en el uso de cámaras de vigilancia sensibles al movimiento y que generan una alarma al detectarlo, ofrecen además la posibilidad de identificar el origen del movimiento detectado.
  • Barras con sensores: están formadas por cables tensados que además tiene la función de detectar intentos de corte y contacto prolongado con las barreras con sensores.

Otros dispositivos considerados dentro de la protección electrónica son aquellos que hacen uso de tecnología fotoeléctrica, a través de la cual se emiten líneas compuestas por rayos de luz que emiten una alarma al ser interrumpido el haz de luz que las forma.

Factores a considerar en la instalación

Además de las consideraciones relacionadas con el propósito y objeto de protección (edificación, tipo de actividad, tipos de riesgos) es importante tomar en consideración otros elementos que garantizarán el éxito del sistema de seguridad instalado.

El elemento principal a considerar está tipificado por el entorno; es preciso tener un amplio conocimiento de las instalaciones, terrenos, parques, lugares públicos y edificaciones que colinden con el espacio a proteger.

Así mismo, es importante conocer las condiciones de habitabilidad de dichos espacios; si son espacios habitados, habitables o baldíos. Si hay tránsito constante de personas, vehículos o animales. Todo esto con la finalidad de determinar los riesgos o amenazas a la seguridad que podrían derivarse de estos espacios.

instalación de componentes de sistema de alarma
A la hora de instalar un sistema de detección perimetral electrónica es preciso considerar diversos factores para que su respuesta sea óptima. La instalación de estos elementos en entornos complejos, debe ser llevada a cabo por un profesional especializado en estos sistemas de seguridad.

De igual modo, se deben verificar y adecuar los niveles de iluminación requeridos para el correcto funcionamiento de algunos equipos de detección y monitoreo, y en caso de ser necesario, optimizar su funcionalidad con dispositivos de iluminación permanente o activada a través de sensores de movimiento.

La instalación de cercos, sensores y cámaras debe tomar en consideración la existencia de bases o soportes adecuados para cada dispositivo, así como condiciones preexistentes en muros, techos y linderos que pudieran limitar la instalación o acción de los sensores.

Verificar la existencia de restricciones ambientales, de privacidad o disposiciones legales vigentes que afecten directamente la implementación de algún elemento del sistema de detección.

Como aspecto final es importante determinar claramente el propósito y las consecuencias tras la detección de intrusos, los protocolos de seguridad con los respectivos planes de mitigación y acción en caso de incidentes.

¿Por qué es importante la protección perimetral electrónica?

Por lo general la protección perimetral electrónica se implementa como apoyo de sistemas de seguridad interno, por lo tanto se considera como una línea de protección inicial capaz de detener o retardar ataques severos a la seguridad de las personas, espacios u objetos de valor.

Todos los mecanismos, físicos o electrónicos, buscan interferir y retardar las intenciones y acciones para vulnerar un espacio restringido, dando oportunidad a otros dispositivos, sistemas y planes de seguridad de activarse para contrarrestar la situación.

Debido a que no precisa permanentemente de la intervención humana, es posible resguardar la integridad de las personas, evitar gastos de contratación de guardias y minimizar los costes operativos y eventualmente salvar vidas.

Recomendaciones finales

El éxito de la protección perimetral electrónica radica en obtener una protección permanente y continua a lo largo de todo el perímetro que se desea resguardar: evitando puntos ciegos y alternando con puestos de vigilancia y controles de acceso.

Todo sistema de seguridad perimetral debe estar diseñado en función de las necesidades y alcances operativos y financieros del usuario final, garantizando de este modo el mantenimiento y las acciones de respuesta ante incidentes.

Todos los elementos de seguridad perimetral deben estar instalados dentro de la propiedad a resguardar; evitando en todo momento paredes, muros o techos ajenos, y cualquier elemento de propiedad urbana como alumbrado público, avisos de tránsito o árboles.

Para evitar falsas alarmas ocasionadas por elementos naturales, ambientales o de tránsito común; se recomienda la instalación de los sistemas perimetrales de protección electrónica a alturas superiores a los 2,5 metros.

Como normativa legal es imprescindible la colocación de carteles de notificación y alerta sobre la presencia de elementos de protección perimetral que pudieran generar daños a las personas, como el caso de cercos eléctricos.

En la medida de lo posible y según el nivel de seguridad requerido, se recomienda instalar varios anillos de protección perimetral para contrarrestar intentos de alto impacto o previendo que algún intruso pudiera irrumpir la protección perimetral electrónica inicialmente instalada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar