Cómo conectar un sensor de movimiento a una alarma

Es normal que las personas tiendan a instalar sistemas de seguridad en sus casas u oficinas a fin de evitar intrusiones no deseadas, estos sistemas cuentan con una serie de dispositivos, entre ellos los sensores de movimiento que permiten determinar cualquier evento anormal, en esta ocasión vamos a hablar sobre cómo conectar un sensor de movimiento a una alarma.

Actualmente se puede encontrar en el mercado, especialmente en las principales tiendas online, una gran variedad de sistemas de alarma, cuya instalación no resulta ser demasiado complicada, algunos de los modelos más avanzados empleados frecuentemente en los sistemas antirrobo para fincas incluyen una variada gama de sensores que la convierten en un poderoso sistema de seguridad que ofrece una gran protección ajusta a su grado de seguridad.

Uno de los dispositivos más utilizados en los sistemas de alarma son los sensores de movimiento, este tipo de dispositivos registran el movimiento en una determinada área, al detectar algún movimiento en el área de cobertura emiten una señal de alta frecuencia que se transmite al panel de control del sistema de seguridad, que de inmediato emite un señal de alarma.

La instalación de los sistemas de seguridad puede ser realizada por el propio usuario, la mayor parte de este tipo de sistemas de seguridad incluye las indicaciones para la instalación de los dispositivos que integran el sistema; en el presente post explicamos de manera detallada cómo conectar un sensor de movimiento a una alarma.

¿Qué es un sensor de movimiento?

Un sensor de movimiento es un dispositivo capaz de emitir ondas de alta frecuencia electromagnética y recibir el eco que estas producen; el sensor está diseñado para detectar el eco de cualquier movimiento que se realice dentro del perímetro de cobertura, emitiendo una señal que indica que se ha producido un evento dentro del área de actuación del dispositivo.

Este tipo de dispositivos es de alta sensibilidad, por lo que son capaces de detectar movimiento a través de puertas de madera o de vidrio, paneles de madera, vidrio o materiales livianos, e incluso paredes delgadas, por lo que es necesario definir muy bien el perímetro de actuación para evitar el sensor se active a cada momento, o por eventos ocurridos fuera de su área de actuación.

Algunos sensores de movimiento incluyen luces muy potentes que pueden programarse para que enciendan al momento de detectar cualquier movimiento, algunos de estos modelos permiten que dichas luces se enciendan y apaguen a determinadas horas.

Consideraciones iniciales

La instalación de los sistemas de seguridad y los dispositivos que incorpora, como los sensores de movimiento, no es un trabajo demasiado complicado, el usuario que desee hacerlo debe considerar dónde va a instalar el panel central, así como el resto de dispositivos que incluye el sistema, además debe comprobar la compatibilidad entre los dispositivos en caso de adquirirlos por separado.

Un aspecto importante a considerar es el sitio donde serán instalados los sensores de movimiento, para lo cual es importante conocer a qué tipo de panel de control se conectarán, para saber si se hará de forma inalámbrica o cableada, si es sensor funciona con cables es necesario considerar la distancia entre el sensor y el panel de control; aunque actualmente la mayoría de sensores son inalámbricos.

Por lo generar los sensores de movimiento se ubican en la parte externa del inmueble, es recomendable instalar sensores en la parte delantera como en la trasera, también se deben considerar los espacios laterales para no dejar áreas del perímetro de la vivienda sin cobertura.

Los sensores de movimiento son una excelente alternativa para complementar cualquier sistema de seguridad gracias a su alta capacidad de detección de cualquier evento anormal en su perímetro de detección.

Instalación de los dispositivos

Los sensores de movimiento son dispositivos muy fáciles de instalar, se pueden conectar directamente a un sistema de alarma o seguridad y activarán la señal de alarma al detectar presencia de extraños dentro de su área de cobertura; también pueden conectarse a lámparas o sistemas de iluminación que se encenderán al momento de activarse la señal del sensor.

Los sensores se deben colocar a una altura aproximada de 2,5 metros, no obstante se recomienda seguir las recomendaciones del fabricante; estos dispositivos se pueden colocar en techos o paredes, se debe ubicar un lugar que permita al dispositivo abarcar el mayor ángulo posible de detección.

Es necesario suplir de energía eléctrica al sensor de movimiento, para lo cual el dispositivo incorpora sus entradas para la alimentación de corriente, igualmente incluye las salidas para llevar los cables si se desea controlar cualquier otro dispositivo como lámparas eléctricas; la alimentación debe venir desde la caja de derivación. El sensor de movimiento incorpora clemas para facilitar la conexión eléctrica

Es recomendable revisar las características del sensor para conocer su capacidad de iluminación, para saber la cantidad de lámparas o su intensidad para evitar sobrecargas; también es importante regular las funciones del temporizador, para determinar los periodos en que se quiere que el dispositivo funcione.

Tipos más comunes

En el mercado actual se pueden encontrar diversos tipos de sensores de movimiento, aunque cumplen la misma función se diferencian en la forma en que detectan el movimiento en el área de protección, los más comúnmente utilizados son:

  • Sensores de ultrasonido: son los más utilizados en espacios interiores, el transmisor envía una señal que rebota en las paredes, ventanas, muebles y otros objetos ubicados en la estancia, y regresa al sensor, este le permite crear un patrón, cuando este patrón varía por alguna intrusión, el sensor emite una señal de alerta que va al panel de control de la alarma, también puede usarse esta señal para encender luces o accionar una alarma.
  • Sensores infrarrojos: funciones con un sistema de luces infrarrojas que permiten detectar las variaciones de temperatura (calor), cuando un ser vivo (persona o mascota) se mueve dentro de un área protegida el sensor infrarrojo lo detecta, emitiendo una señal que va al panel de control para que se emita una señal de alarma; este tipo de sensores de movimiento son muy utilizados por su bajo costo y alta confiabilidad.
  • Sensores fotoeléctricos: combinan los rayos fotoeléctricos con los láser, un haz de luz es disparado hasta el marcador final del perímetro, si es interrumpido se emite una señal de alerta.

¿Cuál es su precio?

Los sensores de movimiento son unos de los dispositivos más utilizados en los sistemas de alarma, gracias a su excelente rendimiento y alto nivel de confiabilidad, además su bajo costo, actualmente su precio oscila entre los 9 y los 35 euros, hace que sean muy accesibles y se puedan instalar en los lugares de la vivienda o inmueble que se necesite.

Prácticamente todos los sistemas de seguridad que se pueden adquirir en tiendas online incluyen dentro de su kit sensores de movimiento, generalmente infrarrojos, además permiten se les pueda agregar la cantidad de sensores que se necesiten para hacer más eficiente el sistema.

La experiencia de los usuarios con los sensores de movimiento por lo general siempre es positiva, ya que estos brindan unos resultados muy favorables, sin embargo hay usuarios que opinan que se activan de forma intempestiva originando falsas alarmas, incluso algunos de estos usuarios comentan que han tenido que eliminar algunos de estos dispositivos.

Esto se debe muchas veces a que los dispositivos se instalan de forma inadecuada o no se regula adecuadamente su temporizador, lo que ocasiona que el sensor no funcione de acuerdo a lo esperado.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar